Uno de los castillos antiguos más impresionantes, y a la vez populares, que ver en Japón es el Castillo de Himeji, apodado”La Garza Blanca” en parte por el característico color de sus muros exteriores de yeso, en parte porque, dicen, que parece una de las elegantes aves a punto de emprender el vuelo.

Fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1993, y por su majestuosidad y belleza se le considera uno de los castillos más bonitos, junto con el Castillo de Matsumoto y el de Kumamoto.

Además, es uno de los pocos castillos originales que hay en Japón del período Edo, si bien fue objeto de una intensa y rigurosa rehabilitación hace unos años.

Si es tu interés visitar el Castillo de Himeji, aquí te daremos información de cómo llegar, horarios, precios y demás, y también daremos un repaso rápido de su historia.

Arquitectura y un poco de historia del Castillo de Himeji

El primer Castillo de Himeji se construyó en 1333, aunque tenía poco que ver con lo que hay ahora.

La primera gran remodelación vino de la mano de Toyotomi Hideyoshi, quien le añadió altura a la fortificación. Pero sería Ikeda Terumasa quien lo expandió convirtiéndolo en el gran complejo que es hoy día.

El Castillo de Himeji es el más grande de cuantos hay en Japón, y es el prototipo por excelencia de la arquitectura de este tipo de edificios, con elementos defensivos como aspilleras y agujeros para arrojar aceite hirviendo a los atacantes.

Esto incluía 3 fosos, si bien uno fue deshabilitado y hoy no se puede ver.

Resultan curiosas las aspilleras, que las hay de dos tipos: triangulares para quienes disparaban armas de fuego, y cuadradas para los arqueros.

Visitar Castillo Himeji

Castillo de Himeji

Uno de los elementos defensivos más importantes eran los sinuosos caminos que llevaban hasta la torre principal, pasando por distintos niveles, y destinados a exponer a los atacantes el mayor tiempo posible, así como las numerosas puertas (84, de las que hoy solo hay 21) que dificultaban el avance de los posibles invasores.

La Princesa Sen

Además de leyendas y fantasmas que se dice que habitan en el Castillo, una de las historias más conocidas es la de la Princesa Sen, la nieta del shogun Tokugawa Ieyasu, que se casó con Toyotomi Hideyori cuando ella tenía 6 años y él 10.

Unos años después, el abuelo de la Princesa Sen declaró la guerra contra Hideyori, atacando y destruyendo su feudo en Osaka, ante lo cual Hideyori se suicidó para restaurar su honor. Esposada de nuevo con Honda Tadatoki, señor feudal que ocupaba el Castillo de Himeji, tuvo con él un hijo y una hija, aunque en poco tiempo fallecieron tanto el marido como el hijo varón.

Ante la tristeza que le ocasionó la situación, pasó el resto de sus años como sacerdotisa budista.

Qué verás durante tu visita al Castillo de Himeji

Antes de nada debes tener en cuenta que hay dos rutas disponibles. La primera con una duración de 1 hora, y la segunda de 1’5 horas.

Puerta Hishi

La puerta principal de acceso al recinto es la llamada Puerta Hishi, usada por los señores feudales y sus invitados sirvientes de alto rango. Los que no eran merecedores de cruzarla, entraban y salían por un pequeño portón al oeste.

En el interior hay tres habitaciones con funciones defensivas, y en las cuales los defensores podían parapetarse en caso de ser atacados.

El nombre, que significa “Castaña de Agua”, le viene de las flores de madera que decoran los dinteles y que evocan estas plantas.

Muralla Oeste

No te puedes perder la Muralla Oeste, que es fácil de pasar por alto.

Una vez hayas entrado y cruzado la Puerta Hishi, que es la entrada principal, no sigas recto para empezar tu visita al interior del Castillo de Himeji, sino que toma la ligera pendiente de la izquierda. Llegarás así a un Jardín del que hablaremos acto seguido.

En este punto puedes visitar primero el Jardín, o entrar a la Muralla Oeste.

Tendrás que descalzarte para acceder al interior de la Muralla Oeste, que contiene un largo corredor de más de 300 metros por el que se distribuían multitud de habitaciones donde vivían y trabajaban las mujeres.

Al final del recorrido llegarás hasta una torre, llamada Torre del Maquillaje, que ocupaba la princesa Sen para descansar.

Sala Interior

Jardín Nishinomaru

Algunas de las mejores panorámicas que podrás tomar durante tu visita al Castillo de Himeji, serán desde el Jardín Nishinomaru.

El jardín cobra especial belleza durante la floración de los cerezos, pero aún fuera de esta época hay algunos puntos donde tomarás fotos geniales. Alguno de esos puntos incluso está claramente identificado, con pequeños soportes de metal donde colocar el teléfono para que la foto salga perfecta.

Si pasas por Nishinomaru después de ir a la Muralla Exterior, conviene darse un paseo aunque debas desandar el camino parcialmente.

Foso Sangoku

Antiguamente, un largo foso separaba la muralla exterior de la parte interior del castillo. Tras una modificación en la estructura operada a finales del siglo XVI, queda un pequeño estanque.

El foso tenía función doble. Por un lado, defensiva y por la otra de servir de reserva de agua en caso de asedio.

Torre Principal

La Torre Principal es la construcción más imponente que verás en el Castillo de Himeji, y está compuesta por 7 pisos (6 en altura y uno enterrado).

En una ingeniosa técnica constructiva, está sostenida por una celosía de postes y vigas en lugar de paredes exteriores gruesas, y las dos columnas en el centro de la estructura soportan la carga más pesada.

Las paredes están repletas de estantes donde se guardaban armas de todo tipo, desde lanzas hasta armas de fuego. Hay alguna expuesta, pero de forma muy ocasional.

La Torre Principal solamente era utilizada en tiempos de guerra, y en períodos de paz estaba cerrada.

Accediendo a la Torre Principal

Exposición de kimonos y ropajes de la época

Hacia el final del recorrido, en una pequeña sala, se exponen diversos kimonos y ropajes típicos de la época feudal.

Ruinas del Palacio Bizenmaru

En el exterior, ya al final de la visita, está señalada en el suelo una silueta con pilares y piedras. Es la antigua mansión donde viví el señor del castillo, hecha de muros de piedra, y de la que ya no queda nada.

Estantes donde se guardaban las armas

Jardines Koukoen

Justo a la derecha del Castillo, están los Jardines Koukoen, que conforman un recinto con entrada independiente. Aunque puedes visitarlos conjuntamente con una entrada global que sale muy económica, y por un coste añadido ínfimo.

Vale la pena, ya que se va hasta Himeji, aprovechar el viaje y adentrarse en estos hermosos jardines que reproducen también una versión moderna de una residencia samurái tradicional. Se trata de una recreación, pero se basa en los restos arqueológicos encontrados de una mansión auténtica.

Los jardines son apacibles y hermosos, y contienen un pequeño restaurante y casa de té donde puedes hacer una versión reducida (10 minutos) de la Ceremonia del té.

Koukoen está dividido en diversos espacios: Jardín de Bambú, Jardín de los Árboles de Té, Jardín de Pinos, y todos ellos bordeados de estanques y corrientes de agua.

Además, se consiguen buenas fotos del Castillo.

Información práctica

Cómo llegar al Castillo de Himeji

  • Para llegar al Castillo de Himeji deberás tomar el tren hasta la estación de Himeji.

    Puedes hacer el recorrido en shinkansen y también en tren regional, que si es de la compañía JR también está incluido en el JRP. Ojo en apearse en Himeji Station y no en Higashi Himeji. Esta última está a las afueras de la ciudad.

    Ya en la estación, ve hacia la salida norte. Basta con seguir las indicaciones. Una ancha avenida recta que parte justo de la salida norte de la estación de Himeji llega hasta el monumento.

    La avenida tiene 1 km de longitud, y por ella circulan dos autobuses que te llevan hasta el Castillo. Uno es el autobús urbano, que no está numerado y no es sencillo de identificar. El otro es el autobús turístico, un poco más caro.

    Sea como sea, desde la estación puedes ir andando o en transporte público.

Horario

  • Abierto cada día de 9:00 a 18:00 horas en el período comprendido entre junio y septiembre, los demás meses cierra una hora antes. El recinto admite visitantes hasta una hora antes del cierre.

Los Mejores Tours y Visitas Guiadas en Himeji:

Precios y entradas al Castillo de Himeji

Castillo Himeji
General 1000 yenes
-18 300 yenes
Castillo Himeji +

Jardines Koukoen

General 1050 yenes
-18 360 yenes

Web oficial

Visitas guiadas y tours

Siguiendo este enlace: Audioguía del Castillo de Himeji (oficial) abrirás un mapa con el que, a través de tu teléfono móvil y geolocalizando tu posición, podrás clicar sobre los diferentes elementos de interés para obtener información.

Además, y esto es algo muy japonés, los estudiantes de inglés han preparado esta Audioguía.

El propio Castillo de Himeji también ofrece visitas guiadas en inglés durante su horario de apertura. Sin coste añadido, aunque no se admiten reservas. Normalmente son a las 10:00 y a las 13:00, pero conviene pasarse por la web para comprobar si hay cambios.

Horario Precios Como Llegar Castillo Himeji

Detalle de la Torre de Homenaje del Castillo de Himeji

Consejos y trucos

  • El Castillo de Himeji recibe muchas visitas, más aún en festivos y fines de semana, y se forman colas de 1 hora con relativa facilidad.
  • Debes descalzarte para recorrer las murallas y el interior de la torre principal, que son de madera.
  • El suelo es algo resbaladizo, anda con cuidado, más aún al subir y bajar escaleras.
  • Entre la Muralla Oeste y el Castillo está el Jardín Nishinomaru, desde donde se obtienen fotos geniales, y de hecho hay un par de lugares identificados para tener las mejores vistas.
  • En la web oficial de Himeji encontrarás folletos turísticos descargables e información añadida.

Dónde dormir

Somos muy aficionados a dormir en lugares poco turísticos, pero Himeji no tiene tanto que ver. Lo principal son el Castillo y el Jardín Koukoen, que se pueden ver fácilmente en un día desde ciudades como Osaka o Kioto, o incluso de camino a tu siguiente destino. En este último caso, como siempre en Japón, en las estaciones de tren encontrarás taquillas para dejar tus maletas mientras visitas el Castillo de Himeji y demás.

Pero si decidieras hacer noche allí, lo mejor es elegir hoteles alrededor de la estación de tren.

En esa zona es donde también abundan los restaurantes y locales de ocio (en la calle Uomachi, a la izquierda de Otemae, hay una zona de bares).

Las webs de referencia como Booking o Agoda te ayudarán a encontrar algo a tu gusto.

ORGANIZA TU VIAJE