Osaka se convirtió en una de nuestras ciudades favoritas de Japón para vivir.

La lista de ventajas es larga, pero por ahora queremos contarte qué puedes ver y hacer en Osaka.

A pesar de todo el subidón que nos da debes saber que, aunque sea la tercera ciudad más grande de Japón tras Tokio y Yokohama (aunque esta, de alguna forma, queda engullida por el macro concepto que es Tokio), ofrece más bien poco a nivel de cultura tradicional.

Quizás es por eso que la mayoría de viajeros le dedica poco tiempo, porque la cercana Kioto si de algo va sobrada es precisamente de cultura tradicional y lugares fotogénicos.

De la misma manera, en cuanto a urbanidad y concepto de macro ciudad, Tokio le pasa la mano por la cara.

Pero Osaka tiene algo dinámico, eléctrico, casi hechizante, con una población mucho más abierta y dispuesta a interactuar con un extranjero. Además, la oferta cultural de Kioto está a pocos minutos en tren, y es una excelente base de operaciones para desplazarse a otros sitios de interés, como Koya San, Nara, Okayama, Kobe, Himeji, Kurashiki… Y si eso no basta, de Osaka se dice que tiene la mejor comida callejera. Y si tampoco es suficiente, la parte nocturna y pillina no se encuentra en ningún otro sitio del país.

Pero centrándonos en la ciudad, Osaka también tiene sus sitios que ver y sus actividades que hacer, y sin más preámbulos pasamos a contarte los que, para nosotros, son los principales.

Visita el Castillo de Osaka

En una pequeña colina del centro de la ciudad está el Castillo, uno de los monumentos más importantes que ver en Osaka, a pesar de ser una reconstrucción reciente del siglo pasado.

Construido por orden de Toyotomi Hideyoshi, tuvo un papel significativo durante la unificación de Japón, y está compuesto por cinco pisos de paredes blancas, con detalles de pan de oro. Los techos son verdosos, y difiere de los demás castillos por la forma que tienen estos elementos.

Castillo de Osaka

Castillo de Osaka

Pasea por Dotonbori, el más animado

El barrio de Dotonbori es un concurrido y animado distrito comercial del centro de Osaka, que se extiende por las dos riberas del río que le da nombre, entre los puentes Dotonboribashi y Nipponbashi.

Principalmente alrededor del canal por donde transcurre el río, luchan entre ellos una inacabable cantidad de carteles luminosos de productos de todo tipo, así como carteles de restaurantes a cada cual más llamativo.

Uno de los carteles que recibe más fotografías es el de Glico Man, que muestra un corredor de fondo con los brazos alzados. En nuestra opinión es el más popular, pero no el mejor.

En la zona abundan restaurantes y locales de ocio.

Que ver y hacer en Osaka

Póster de Glico Man

Templo Hozenji

Escondido en una pequeña callejuela de Dotonbori, tenemos una pequeña joya que debes visitar en Osaka, se trata del Templo Hozenji, que guarda una figura de Fudo Myo, un espíritu budista, y que está cubierta totalmente de musgo.

La tradición dice que debes tirarle un poco de agua por encima para que te de buena fortuna.

Torre Tsutenkaku, figura omnipresente en Shinsekai

La torre Tsutenkaku, al norte de Shinsekai, fue en su día la segunda más alta de Asia.

Reconstruida durante la Segunda Guerra Mundial, por miedo a que fuera un señuelo para los bombardeos, fue reconstruida a mediados de los años 50. Esta vez se hizo más alta, y con un diseño distinto.

El interior de Tsutenkaku está compuesto de varios pisos. Es accesible y desde el piso superior se tienen unas vistas fabulosas, siendo uno de los mejores miradores de Osaka.

Torre Tsutenkaku

Recorre Osaka con una visita guiada

Aunque en Japón no encontraremos los populares free tour, conocer la ciudad de la mano de un guía experimentado siempre es un punto a favor.

De entre las diversas alternativas que hay, puedes decantarte por una forma divertida y amena, como es este Tour en bicicleta , o algo más tradicional e ideal para grupos como este Tour privado con guía en español.

Jardín botánico TeamLab

Los centros de arte digital interactivo TeamLab, de los que hablamos en 25 Cosas que ver y hacer en Tokio, también tienen su punto de encuentro en Osaka, en una idea parecida pero distinta.

Se trata de un jardín botánico situado en el parque Nagai, y cercano al Museo de Historia Natural, donde se proyectan imágenes y sonidos que interactúan con la naturaleza.

Otros espacios van un poco más allá e interactúan con el propio visitante.

A fecha de este artículo, la entrada anticipada es más económica que comprada allí mismo.

Santuario Osaka Tenmangu

Tenmangu es un pequeño santuario sintoísta de Osaka, dedicado a la deidad de los estudios.

Tiene relevancia a nivel local, porque cada 24 y 25 de julio de allí sale la procesión que lleva a la deidad por toda la ciudad. Es el llamado Tenjin Matsuri, y es uno de los tres festivales más populares, junto con los que se celebran en Kioto y Tokio.

Umeda y Umeda Sky

Alrededor de la estación de Umeda, una de las más transitadas del país, hay una especie de ecosistema propio, con restaurantes, hoteles, etc.

Destaca, entre todo el entorno, Umeda Sky, una imponente mole de tintes futuristas y estética dudosa que nos recuerda a La Défense, de París. Tan bueno como las vistas desde la parte superior, es el camino por unas escaleras mecánicas acristaladas. Puedes adquirir la entrada anticipada.

En la base de Umeda Sky hay un pequeño complejo con restaurantes. Todo el conjunto: los callejones y los restaurantes simulan el Japón feudal.

Si estás por ahí, acércate hasta el edificio llamado Gate Tower Building, construido alrededor de las vías del metro.

Abeno Harukas

Abeno Harukas, el rascacielos más alto

Otro rascacielos con su respectivo mirador que ver en Osaka, y que tampoco podemos pasar por alto, es Abeno Harukas.

Se trata del rascacielos más alto de Japón. Y lo seguirá siendo hasta que en 2027 se termine la Torch Tower de Tokio. Bueno, mejor dicho, el Tokyo Sky Tree, como decíamos en 25 Cosas que ver y hacer en Tokio, también es más alto, pero en cuanto a rascacielos se refiere, el primer puesto sigue siendo para Abeno Harukas.

En Abeno Harukas hay dos miradores. Uno ubicado en la planta 16, donde hay una terraza de acceso libre, y el otro en los pisos 58 a 60, que es de pago y que tiene las mejores vistas de Osaka. Lo mejor es ir cuando ha anochecido, y puedes comprar tu entrada anticipada siguiendo el enlace.

Dentro de la inmensa masa de acero y cristal hay otros espacios públicos, el centro comercial más grande del país y otros puntos de interés.

Parque Nakanoshima

Otra de las cosas que ver en Osaka es el Parque de Nakanoshima.

Se encuentra en el extremo oriental de la isla fluvial del mismo nombre, en el río Okawa.

Si bien las dimensiones del Parque Nakanoshima no son nada del otro mundo, las vistas son simplemente maravillosas. El jardín es limpio, ordenado y armónico, y rodeado de altos edificios que le da un contraste muy fotogénico.

Que ver y hacer en Osaka

Parque Nakanoshima

Shinsekai, barrio comercial

Un poco al sur de Dotonbori está otro singular barrio comercial: Shinsekai.

Con la torre Tsutenkaku de fondo, el entramado de calles que compone Shinsekai es una exposición imaginativa de fachadas y carteles luminosos de restaurantes.

En su día pretendía ser un barrio futurista, pero la cosa es que ha ido quedando anticuado, y pasear por sus calles supone un impactante contraste.

Qué ver y hacer en Osaka

Los vistosos letreros de restaurantes en Shinsekai, con la Torre Tsutenkaku de fondo

Universal Studios Japan

Una actividad muy popular que hacer en Osaka, es acercarse hasta el parque Universal Studios, ubicado cerca de la bahía y fácilmente accesible en tren.

Universal Studios es una posibilidad perfecta si viajas en familia, pero también si eres fanático de los parques de atracciones.

Tiene espacios dedicados a Mario Bross, Harry Potter, Spiderman, etc., con atracciones como montañas rusas, autos de choque, y demás, destinados a públicos de todas las edades.

Para evitar colas y problemas de aforo, es conveniente comprar la entrada anticipada.

Santuario Sumiyoshi Taisha

Uno de los templos más importantes que ver en Osaka es Sumiyoshi Taisha, dedicado a las deidades del mar y además a la emperatriz que las consagró, que fue deificada posteriormente.

Cada una de las 4 deidades tiene su propio santuario dentro de Sumiyoshi Taisha. Son parecidos entre ellos, si bien tienen ciertos rasgos que los diferencia de los demás santuarios y que les hace merecedores de ser considerados Tesoro Nacional de Japón.

Sumiyoshi Taisha se encuentra dentro de un extenso parque, y accediendo desde la estación del mismo nombre que el santuario, cruzarás un llamativo puente de color rojo.

Sumiyoshi Taisha

Puente en Sumiyoshi Taisha

Amerika-Mura, la moda americana

Otro de los barrios que ver en Osaka es Amerika Mura, muy cerca de Dotonbori.

Amerika Mura, o Amemura, como es más conocido, se gestó cuando algunas tiendas empezaron a vender ropa americana de importación. A partir de allí el fenómeno fue extendiéndose y hoy día abundan tiendas de ropa con piezas propias de la cultura hip hop y el ambiente más underground de Estados Unidos.

En Sankaku Park, durante la noche, se congregan aficionados al skateboard, e incluso hay coches tuneados al más puro estilo americano.

Frente a Sankaku Park, Kogaryu Takoyaki sirve los sabrosísimos takoyaki para llevar (bolas de arroz rellenas de pulpo).

Típica tienda de ropa en Amerika Mura

Sumérgete y relájate en Spa World

Para experimentar la cultura de las aguas termales en su máximo exponente puedes ir hasta Spa World, en Shinsekai, donde por un precio nada exagerado te esperan un surtido incontable de piscinas, saunas y espacios lúdicos.

El único inconveniente es que tiene dos espacios diferenciados con temáticas distintas. En una planta hay baños de estilo europeo: termas romanas, sauna finlandesa, etc. Y en la otra de estilo asiático, con baños turcos, onsen japonés, etc.

Su uso se alterna mensualmente para hombres y mujeres. De tal manera que si quieres ver todo lo que ofrece deberás ir dos veces en dos meses distintos.

Kuromon Ishiba Market

Kuromon Ishiba Market es un mercado cubierto próximo a Namba, y también un concurrido destino turístico.

Encontrarás un poco de todo: carne, pescado, frutas y verduras, pero también ropa o artículos de papelería.

Es un sitio perfecto para comer algo en la calle y probar distintos tipos de comida, puesto que en los diversos negocios se sirve sushi, pescados y mariscos, y en general hay una gran variedad de platos.

Haz un tour Gastronómico

La cocina y cultura culinaria de la ciudad es muy valorada por los propios japoneses, por los que una de las mejores cosas que hacer en Osaka es atreverse con algún tour gastronómico para satisfacer el estómago con las numerosas delicias locales, como son los takoyaki (bolas de arroz rellenas de pulpo), karaage (pollo frito especiado), kushikatsu (brochetas de diferentes tipos de carne) o tempura.

Prueba con este tour guiado, que te llevará por un total de 5 restaurantes y 13 platos.

En el mercado Kuromon Ishiba hay otro tour gastronómico con el que podrás degustar 5 platos distintos.

Restaurante donde venden takoyakis

Templo Shitennoji y su pagoda de cinco pisos

Shitennoji es uno de los templos más carismáticos que puedes ver en Osaka.

En sus orígenes fue el primer templo budista de Japón, construido en el año 593. Si bien la mayoría de edificios que ves actualmente fueron construidos en 1963.

Está dedicado a 4 dioses celestiales, y destacan su grandiosa Pagoda de 5 pisos y el jardín Gokuraku-jodo, que tiene la fama de ser el más bonito de Osaka.

En su Casa del Tesoro se exponen pergaminos, dibujos y textos considerados Tesoro Nacional.

Templo Isshinji

Muy cerca del anterior, y que puede visitarse el mismo día que Shitennoji, tenemos el Templo Isshinji.

Varias cosas sorprenden de Isshinji, empezando por su puerta de entrada, de acero y aire moderno, muy distinta de lo que uno acostumbra y espera ver en un recinto budista. Fueron diseñadas por el monje que dirige el templo, que es también arquitecto.

Ya dentro, uno se va topando con las cosas previsibles. No obstante, aún aguarda más sorpresas.

Una son las estatuas de buda hechas con restos de fallecidos. Tras quedarse pequeño el espacio para las urnas, y sin lugar donde depositar las cenizas de los difuntos, se les ocurrió mezclar las cenizas con resina, para así trabajar el material y convertirlo en estatuas de buda.

La segunda de las sorpresas está al cruzar la calle, donde en una especie de anfiteatro llamado Sanzenbutsudo se exponen centenares de estatuas doradas.

Sin duda, el templo más peculiar que ver en Osaka.

Prueba el ambiente nocturno

Osaka es la ciudad más desvergonzada y dicharachera de Japón, así que una de las cosas que debes hacer es precisamente dejarte llevar con nocturnidad y premeditación por el lado más salvaje.

Un poco de Osaka nocturna

Esta actividad eufemísticamente llamada Visita guiada a bares, es en realidad un pubcrawl de toda la vida por la zona de Shinsaibashi.

Este otro se centra en Namba, que es más de lo mismo, pero por otro sitio.

Y finalmente, este Tour por bares locales recorre Dotonbori y Uranamba.

ORGANIZA TU VIAJE